lunes, 2 de agosto de 2010

¡Holaaaaa!

He vuelto… Siento mucho haber estado ausente tanto tiempo… he estado trabajando duro… En una novela sobre Blas de Lezo. Ahora me anuncian que recibiré un galardón por mi segunda novela, próxima a publicar, “El Corsario de Dios” el premio es del patronato de Huérfanos Príncipe de Asturias de la OMC Española. Quiero compartirlo con ustedes.
!!!!!!!
Estaba el otro día esperando la premiación de la fórmula I en donde Fernando Alonso había triunfado, hubo suspicacias porque disque se dejo pasar Massa… en fin. Ganó el español y cuando subió a lo más alto del podio, sonaron el himno italiano… No sé si fue animalada del que coloca el disco o si fue una broma cargada de ironía contra Ferrari y Alonso… En fin gano y qué (¡hps!). A propósito de esto... Ayer estaba en una playa de la costa azul francesa y me quedé estacionado frente al televisor de una caseta playera, tenían tremendo escándalo los periodistas franceses porque dos de sus corredores “nacionales” habían ganado una de las carreras, los dos, hermanos de color, de alta tostión y apellidos “guachenes” , muy subsaharianos. Estaban radiantes, habían ganado medallas de oro y plata respectivamente, en Barcelona con motivo de los campeonatos de Atletismo de Europa. Esperaría ver a los “galos”, medio rubios, blancos y ojiclaros. Pero, los exultantes, justos ganadores, eran prietos. Mi hijo Orlando David que estaba a mi lado y seguía con atención la premiación, esbozaba una sonrisa complacido con la cara de felicidad de los corredores. ─¿Y qué? ─dije─. Ahora harán sonar la Marsellesa o pondrán el himno de Rusia… Como pasó con Alonso. Él quito la mirada de la pantalla y me dijo: ─Mira papá, si fuera por justicia, deberían poner mejor el Waka Waka, que estos de franceses no tienen más que el uniforme. (¡Por que esto es África!)


Si la vida nos regala...
Extraña quimera, efervescente ilusión de vivir un instante fugaz con la locuaz e inverosímil disposición a no errar... Que tal así..: Si la vida me regala tu encuentro ... la oportunidad de ti

¡Un abrazo a todos!

2 comentarios:

Rosana dijo...

"Si la vida nos regala...
Extraña quimera, efervescente ilusión de vivir un instante fugaz con la locuaz e inverosímil disposición a no errar..."

gracias por pasar por mi espacio y dejar tu amable comentario

LICOR DE MANDRAGORA dijo...

Bienvenida Rosana, mi espacio, ahora también es tuyo !